Evernote para fotógrafos (o como tener memoria de elefante)

Los fotógrafos tenemos que lidiar continuamente con el factor tiempo tanto en la captura de nuestras imágenes como en nuestra rutina diaria. Cada actividad que realizamos consume parte de este preciado tiempo. Ello unido a la gran cantidad de tareas a las que nos vemos obligados a atender hacen que organizarse para llegar a todo (sin perder la cabeza) sea imprescindible.

 

Una de las aplicaciones que os puede servir para mejorar vuestra productividad es Evernote. A pesar de que lleva años en el mercado reconozco que tan sólo llevo utilizándola unas semanas pero por suerte ya no puedo prescindir de ella.

En el primer artículo de 2012 voy a tratar de explicaros qué es Evernote y porqué creo que os puede ayudar a organizaros y gestionar mejor vuestro tiempo.

 

¿Qué es Evernote?

 

Evernote es un cuaderno de notas pero a lo grande. Permite guardar notas en forma de texto, imagen o audio de todo aquello que no quieres olvidar y poder acceder a esta información desde cualquier parte con tan solo una conexión a internet.

Lo mejor de todo es que las notas pueden ser de todo tipo: no solamente texto texto, voz o fotografías sino también páginas web con diferentes formatos (página completa incluyendo imágenes, parcial mediante una selección, sólo el texto de la web o únicamente el link como cuando agregas a favoritos). Una vez has creado una nota la tienes disponible en tu cuenta Evernote donde y cuando quieras.

Además permite crear diferentes “libretas” donde organizar nuestras notas que han sido previamente indexadas para permitir ser incluidas en búsquedas dentro de la aplicación.

No contentos con esto los creadores de Evernote nos brindan la posibilidad de etiquetar cada nota y organizarla como consideremos conveniente.

 

¿Evernote nos  sirve a los fotógrafos?

 

Rotundamente sí. Lo mejor que tiene esta aplicación web es que cada uno puede personalizarla a su gusto y adaptarla a su manera de organizarse.

Algunos usos que podemos darle para mejorar nuestro día a día como fotógrafos pueden ser.

- Guardar manuales de instrucciones en PDF.

Normalmente nadie (que yo conozca) lleva los manuales de su cámara, flashes y resto de equipo fotográfico encima porque casi nunca los usamos.  Ello no quiere decir que algún día necesitemos recordar como configurar determinados parámetros de nuestro equipo y nuestra memoria nos juegue una mala pasada justo cuando nos hace más falta.

Si esto te pasa y usas Evernote no tienes más que buscar en PDF los manuales de instrucciones y subirlos a tu cuenta. Desde ese mismo instante podrás acceder a ellos desde tu iPad, móvil, ordenador portátil o cualquier otro equipo que disponga de conexión a internet.

- Si te llega la inspiración, mejor que tengas un lugar donde anotarlo.

Imagínate que vas por la calle, ves una imagen y te viene a la cabeza un proyecto fotográfico que puede ser interesante desarrollar.  Con tu teléfono móvil haces una fotografía de la escena, la subes a Evernote, agregas un texto con tu idea y la guardas en tu libreta de “proyectos de fotografía”.

¿Tienes una idea nueva y una servilleta a mano? Haz una foto del boceto que hiciste en una servilleta y súbela a Evernote junto con el resto de notas que creaste del proyecto.

Lo importante es que la herramienta es sencilla y flexible así que cada uno puede usarla como considere conveniente.

- Nunca más olvidaré una web.

Una de las cosas para las que más estoy usando Evernote es para capturar páginas webs de fotógrafos que me inspiran. De esta forma puedo acceder a esta información cuando necesito ponerme en contacto con los autores para escribir en mi blog sobre alguno de sus proyectos.

También puedes utilizar esta opción para guardar tutoriales que encuentres en la red, artículos sobre fotografía o cualquier otro contenido que te interese almacenar para acceder a él más adelante.

- Planificar un viaje fotográfico.

Otra de las opciones para las que puede ser útil Evernote es a la hora de planificar un viaje fotográfico. Puedes crear una libreta para el viaje que estás preparando y almacenar todo aquello que pueda serte útil.

Guardar digitalizados tus documentos de identidad, los billetes de avión, la reserva del hotel, las facturas de tu equipo fotográfico en PDF o incluso fotografías de tu cámara y objetivos pueden agilizar los trámites en el caso de que tengas la desgracia de ser víctima de un robo.

Puedes también almacenar todo aquello que creas que puedes utilizar en tu viaje como rutas, datos de contacto de alojamientos, restaurantes, etc…

- Comparar precios de cámaras y objetivos.

Normalmente (salvo que te sobre el dinero) todos comparamos precios de cámaras y objetivos cuando vamos a renovar nuestro equipo fotográfico. Solemos navegar por varias webs y nos anotamos el precio para luego comprar lo más barato posible.

Con la cámara de tu móvil también puedes hacer una foto del precio que viste en el centro comercial y subirla a Evernote para comparar con los que ya habías guardado anteriormente.

De esta forma desde un único lugar accedemos a toda la información que hemos recopilado para poder tomar una mejor decisión.

- Tus clientes a un click.

Si te dedicas profesionalmente a la fotografía tu mejor activo son tus clientes. Evernote puede ayudarte gestionar y disponer de toda la información útil relacionada con tus clientes desde un único lugar: e-mails, datos de contacto, presupuestos, facturas de gastos e ingresos, justificantes de cobro, ideas de un proyecto, esquemas de iluminación, notas de llamadas de teléfono, conversaciones de skype…

De esta forma siempre tendrás a mano todo lo relacionado con un cliente concreto. Si te preocupa la seguridad de estos datos ten en cuenta que Evernote utiliza una conexión segura cifrada con 128 bits.

 

Conclusión:

 

En mi opinión Evernote es una gran aplicación que puede ayudarnos a organizarnos mejor. Es una herramienta sencilla pero potente a la vez, flexible y accesible desde cualquier dispositivo con conexión a internet como un iPad, móvil, ordenador, etc…

Lo importante es que nos permite disponer de la información cuando y donde la necesitemos de forma centralizada brindándonos la posibilidad de encontrar rápidamente lo que buscamos gracias a su capacidad para indexar las notas que guardamos.

Actualmente uso la versión gratuita porque me permite hacer todo lo que necesito, aunque también tiene una versión Premium (de pago) que mejora las características y capacidad de la aplicación para aquellos a los que se les quede corta la versión básica.

Las ideas que te dejo en este artículo son tan solo algunas de las posibles formas de utilizar Evernote. Espero que os ayuden a organizar y gestionar mejor vuestro tiempo en este nuevo año que acaba de empezar.   Puedes descargar Evernote desde aquí

¿No quieres perderte los próximos artículos?  Suscríbete aquí.


LICENCIA TEXTOS: Este artículo está bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

Javier Salvador

Soy fotógrafo, Experto en Artes Visuales por la Universidad Miguel Hernández de Elche. Embajador Evernote para Fotografía. Este blog es una especie de diario donde compartir contigo mi pasión por la fotografía. ¡Gracias por seguirme!

Be first to comment